Limpieza Facial, rutina fundamental

La limpieza facial se convierte en una rutina fundamental, incluso para aquellas personas que no utilizan maquillaje, pues ha sido creada para mantener la piel del rostro en condiciones saludables de tersura, elasticidad y firmeza. 

Limpieza-Facial

La limpieza regular del cutis es necesaria, pues la producción natural de sudor y grasa, diversos agentes del medio ambiente, la contaminación y los restos de maquillaje se van acumulando en nuestra piel resecándola, debilitándola y obstruyendo los poros.

A continuación unos consejos para cuidar la piel de tu rostro.

Más allá de la profesional, una vez al mes es recomendable realizar una limpieza profunda casera, lo que hace es ayudarnos a eliminar impurezas que muchas veces con la limpieza diaria no conseguimos.

Cómo hacerlo? 

Necesitamos→ Nuestros productos diarios de limpieza: el limpiador, tónico, exfoliante, humectante y mascarilla, una en lo posible que sea de limpieza profunda, Después vamos a necesitar agua, un recipiente mediano, trozo de algodón y un saquito de té de manzanilla.

Empezamos  Antes de comenzar, volcamos agua caliente en el recipiente y el saquito de té manzanilla (si son dos mejor), y lo dejamos unos minutos para que se concentre bien. Ponemos el saquito de manzanilla porque es más práctico, pero podemos hacerlo con unas hojas de menta, pétalos de rosa, lavanda, eucalipto.

• Limpiamos el rostro con nuestra crema de limpieza, enjuagamos con agua, secamos, y procedemos a hacer un baño de vapor con el agua caliente y el té de manzanilla. Colocamos durante 10 minutos (mínimo cinco) el rostro encima del recipiente, en donde nos de todo el vapor, pero sin quemarnos obviamente, además cubrimos nuestra cabeza con una toalla, sosteniendola de los extremos. Es super molesto por el calor insoportable, pero lo vale. El baño de vapor tiene tres finalidades: Abrir los poros para retirar mejor las impurezas, hidratar la piel y desintoxicarla. Una cosa, si tienes la piel muy sensible evita los baños de vapor.

• Transcurridos estos minutos, secamos la piel con una toalla limpia y empezamos a "extraer" puntos negros, si los tenemos, sino, saltate este paso. Al momento de retirarlos, hazlo con la punta de tus dedos, nunca con las uñas porque lastimas la piel. Seguimos con el tónico facial, aplicalo con un algodón después de haber hecho esto, para cerrar los poros del cutis.

• Exfoliamos: Si no tenés ningún exfoliante, puedes hacer una mezcla con espuma de jabón de limpieza y azúcar, o tu limpiador y azúcar. Siempre debemos exfoliar el rostro y cuello con movimientos circulares y muy suavemente. Después de haber retirado el exfoliante con agua tibia, aplicamos la mascarilla y dejamos actuar 10 o 15 minutos, retiramos, secamos y aplicamos nuestra crema hidratante de siempre. 

No lleva mucho tiempo hacerla ni una cantidad de productos, en sí lo que más ayuda a limpiar profundamente es el baño de vapor.

Por último, si no tienes una mascarilla de limpieza profunda, puedes hacer una casera con arcilla verde y té de manzanilla. 

Mezcla los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea, puede ser que quede muy "aguado", si es así, espera unos minutos hasta que la arcilla absorba el líquido; aplica en el rostro, deja actuar durante 15 minutos y retira con agua tibia; la arcilla es ideal para pieles grasas, pero limpia en profundidad todo tipo de pieles. Algo para tener en cuenta, nunca para realizarla utilices recipientes o cucharas metálicas porque elimina todas sus propiedades.
--
Página informativa, no nos responsabilizamos bajo ningún concepto del uso de la información que publicamos, ni de las notas correspondientes a otras fuentes.